Fuera de control…

Hoy toca poneros al día… estoy hospitalizado en Sumatra.

Ya llevo un mes aquí en Indonesia y me han pasado un montón de cosas increíbles que os quiero contar, pero hoy os escribo para explicaros lo último… estoy en el hospital. ¡Pero no os preocupéis que estoy bien!

Hoy es el octavo día que estoy enfermo y el quinto día en el hospital. Todo empezó el día que dejé Bengkulu, un pueblo increíble del que tengo muy buenos recuerdos. Iba conduciendo mi super moto dirección Krui, en total un trayecto de 8h, y cuando solo llevaba 3h me empecé a marear y tuve que parar. No entendía que me pasaba, estaba mareado y el único síntoma que tenía era una molestia en el corazón. Lo prové todo, descansar, beber agua, comer, pero nada, no podía conducir porque me mareaba. Estaba bastante asustado porque nunca había tenido algo así, estaba solo lejos de la civilización y notaba algo raro en mi corazón. Por mi cabeza ya pasaba lo peor… Y por si no me hubieran pasado cosas, mientras descansaba a un lado de la carretera se paró un chico en moto que quería saber de mí, de donde era, de donde venía, mi nombre, etc… Le contesté y a la vez le dije que no me encontraba bien, que necesitaba descansar, y el chico lo entendió pero aún así quiso quedarse allí parado conmigo. No me apetecía hablar pero la verdad es que me tranquilizó tener compañía, al menos si me pasaba algo alguien se enteraría. Así que seguí avanzando acompañado por mi nuevo amigo Bobtis al que agradezco un montón su paciencia y ayuda porque cada 10 – 20 minutos necesitaba parar a descansar y en total fueron casi dos horas hasta encontrar un pueblo con médico. Había llegado a Bintuhan, pero no había médico hasta el día siguiente, y pensé que a lo mejor descansando y durmiendo fuerte se me pasaba. Pero no, a la mañana siguiente me desperté mareado y notando los latidos de mi corazón más intensamente de lo normal, en ese estado no podía ir a ningún sitio, así que me fui a ver al médico. Como de costumbre al llegar a la consulta del médico todo el mundo se sorprendió y se creó el alboroto, me hicieron pasar el primero, pero no sabía quien era el médico porque detrás de mi entró un montón de gente y todos me preguntaban que me pasaba hahah. Al poco rato llegó el médico, la gente le puso al día, me tomó la tensión y antes de que me escoltara, uno de sus ayudantes ya vino con una inyección y yo Qué? Cómo? Cuándo? El médico no hablaba inglés pero al verme la cara ya vio que no quería la inyección. En la sala también estaba la dentista del pueblo que era la única que hablaba inglés y me preguntó si me daba miedo, y yo, no miedo no, pero si casi no me ha mirado, no me ha dicho que tengo y no se que es la inyección… Y la dentista fue quién me explicó que tenía la tensión muy baja debido al cansancio y que debía descansar y tomar unos medicamentos. Me dieron un popurrí de medicamentos, para la cabeza, la barriga y la tensión y para casa. Fue entonces cuando la dentista me dijo que si no tenía donde ir me podía quedar en su casa, y como no, yo encantado.

Con Baby y su familia

Con Baby y su familia

Estuve tres días en su casa y la verdad es que me cuidaron muchísimo! La madre de Baby, la dentista, no paraba de preparárme comida buenísima. Risky, que era el hermano, siempre me acompañaba si tenía que salir a hacer algo. Y después estaba Dubai el hijo de 4 años de dubai.jpgBaby, que este me tenía entretenido todo el día hahah. Era muy gracioso, me llamaba uncle y me hablaba todo el día sin parar… y no entendía nada pero siempre le decía que sí hahah. Al tercer día en casa de Baby me vino la fiebre, el médico vino muy amablemente a visitarme, pero después de ponerme el termómetro me dijo que me tomara paracetamol… Yo notaba que algo no iba bien, nunca había tenido estos síntomas ni me había notado así, y ahora que tenía fiebre lo tenía claro, tenía que ser malaria. Algo que hice bien fue insistir a Baby que quería hacerme la prueba para saberlo… y sí, resultó que tenía razón, era malaria. En ese mismo momento ya me tomé la medicación que llevaba yo en mi botiquín y empecé a organizar con mi seguro mi traslado al hospital.

Como curiosidad os enseño el sitio donde me hice el análisis de la malaria... hahah. Era una tienda/pediatra/laboratorio

Como curiosidad os enseño el sitio donde me hice el análisis de la malaria… hahah. Era una tienda/pediatra/laboratorio

¡El hospital más cercano estaba a 5h y estaba en Bengkulu, que es de donde venía! Llegué aquí sin saber si sería solo una visita o me tendrían que ingresar, y lo primero que me dijeron al ver las analíticas es que tenía malaria, dengue y fiebre tifoidea. ¡Me había tocado el gordo, lo tenía todo! Y sí, me ingresaron.

wpid-actp0228.jpg

Los médicos de aquí no es que sean muy habladores, y ya no porque hablen poco inglés, sino que es como funcionan las cosas aquí, ellos hacen lo que creen y tu te tomas lo que te dan. Y al segundo día recibí una buena noticia, no tengo dengue, solo malaria y fiebre tifoidea, solo… hahah. Y como os digo me enteré de esto porque antes de que el médico se fuera le hice un interrogatorio y le pedí por los resultados de la nueva analítica, sino no sé si lo hubiera sabido algún día… Fue divertido porque al siguiente día le estuve haciendo preguntas bastante concretas y el doctor sorprendido me preguntó si había estudiado medicina.

wpid-img_0128.jpgY dentro de lo que cabe estoy bastante bien aquí en el hospital, no puedo decir que el personal sea muy eficiente pero sí que me tratan muy bien. Y por otra parte como os he dicho ya estuve unos días aquí en Bengkulu, una historia increíble que os contaré cuando toque, pero si que os puedo decir que hice buenos amigos que no han parado de venirme a ver y traerme comida. ¡Cada día estoy más alucinado con la generosidad y amabilidad de la gente de aquí!

¡Mi familia en Bengkulu!

¡Mi familia en Bengkulu!

Ahora mismo ya me encuentro bastante mejor y ya he empezado a reprogramar el viaje, ¿no pensareís que se ha acabado no? Lógicamente ya no tengo tiempo de hacer todo lo que quería, cruzar Java en moto, ir a buscar un barco para ir a Australia y etc, pero lo que está claro es que continuaré. ¡De momento ya he conseguido vender la moto! Os lo he dicho la gente de aquí es increíble, la moto se quedó en Bintuhan en casa de Baby y ella en estos días la ha conseguido vender y le ha enviado el dinero a mi amigo Guaguan aquí en Bengkulu. Todo esto sin salir del hospital… claro que no he podido hacer el negocio que quería con la moto pero solo la he vendido por 30€ menos, creo que teniendo en cuenta la situación esta bien :). Y al salir de aquí me voy directo a Jakarta a buscar una clínica o hospital para hacerme un análisis que aquí en Sumatra no me pueden hacer y después deberé tomarme medicación durante 15 días.

¡Ah y un consejo para todos los viajeros que tengáis pensado venir por aquí! Haced caso y tomad todas las precauciones necesarias, porque yo me fui confiando, y ahora me arrepiento. Hacía como los locales que estan tranquilos y no se preocupan por nada, dejé de tomarme las pastillas para la malaria, y aunque siempre intentaba taparme para los mosquitos debo confesar que aun no he usado la mosquitera… y aquí estoy… sintiéndome un poco tonto, pero bueno de todo se aprende :). También es verdad que hay muchas variables que influyen en estas situaciones y otra en mi contra ha sido el cansancio que he ido arrastrando de conducir kilómetros y kilómetros en la moto, pero esto ya os lo contaré mejor.

Anuncios

6 comentarios en “Fuera de control…

  1. Hola Albert!
    Han estat dies fotuts, però amb optimisme i la família de Sumatra que t’han cuidat molt i molt, tot ha passat a formar part del “blog”.
    No baixis la guàrdia Albert, que encara tens molt viatge per endavant i has d’arribar al teu destí.
    A veure que tal uns dies de repòs a Jakarta i a preparar-te la propera etapa.
    Records a tots els teus amics i donal’s les gràcies també de part nostra, ha estat fantastic veure les fotos que enviaves des de l’hospital envoltat de tots ells.

    Me gusta

  2. ostia albert, ànims i força! m’agrade molt el blog/viatje l’has d’acabar mole molt!! paciencia descansa al·legria i molta sort! the night is darkest just before the dawn

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s