Business y orangutanes en Indonesia

¡Hola hola! Anunciar que ya estoy mejor de salud aunque no estoy tan bien como me gustaría. Ahora mismo estoy en Jakarta que he venido aquí a hacerme una analítica y conseguir un medicamento que en Sumatra no tenían. Los primeros días me notaba bastante bien, hice bastante descanso pero no tenía problema en ir caminando al hospital, y estaba contento. Ahora estoy enfadado… porque hace dos días que empecé con el medicamento y me ha dejado destrozado… Por el momento voy a esperar dos días más para volvermelo a tomar y espero que me siente mejor.

De momento os voy a empezar a contar todo lo que me pasó en Sumatra, que para mi ha sido una experiencia increíble.

wpid-img_0760.jpg

Como sabéis para Indonesia tenía pensado algo diferente, quería recorrer Sumatra, Java y Bali, en moto, y aprovechar la libertad que te aporta para buscar olas en todos los rincones de costa.
Así que el primer paso al llegar a Medan era recopilar información, opiniones y consejos, pero no fue muy bien, todo lo que obtuve consiguió hacer truntullar mis planes. Todo el mundo me decía que estaba loco, que Bali estaba muy lejos, que debía comprarme una moto grande, llevarme herramientas, un bidón de gasolina, un neumático y una cámara de repuesto etc… y que aún así me preparara. Que me lo pintaron todo muy mal vaya…
Puff, una cosa tenía clara, mi presupuesto era muy limitado y no podía comprar una buena moto y encima prepararla para hacer ruta, así que o pasaba de la moto o me compraba una muy barata y tiraba con lo puesto. ¡Y que carajo! Si había llegado hasta allí a mi manera porque no iba a continuar haciéndolo. No necesitaba una super moto para ir rápido, saltar todos los obstáculos y viajar cómodo, solo quería algo que me llevara, y si por el camino tenía algún problema ya encontraría la manera de solucionarlo.

¡La búsqueda de moto estaba en marcha! En Medan estaba en casa de una couchsurfer, Lya, y ella pobre no tenía ni idea de motos pero fue gracias a ella que encontré una moto porque movilizó a todos sus amigos para que me ayudaran. Había decidido que la moto sería una scooter y a poder ser Honda, ya que aquí en Indonesia es lo más fácil y rápido de revender a buen precio, y yo debía ser práctico. El primer día de búsqueda fue por mi cuenta y aunque mucha gente de la calle me ayudó, fue todo un fracaso porque no encontré nada.  Por suerte al día siguiente todo mejoró ya que un amigo del hermano de Lya, que trabajaba en Honda, me llevó a ver unas cuantas tiendas de segunda mano y es divertido porque aquí cuando se tiene que negociar no hay prisas. Te dicen que tomes asiento, te ofrecen té o café, sacan un montón de snacks y pastas caseras y no importa que tu ya hayas dicho que no te gusta la moto, la moto es el último tema de conversación hahah. Al final del día seguía sin moto porque los precios que me habían ofrecido eran demasiado altos y aunque otra vez a contra corriente de lo que me decía la gente quería comprar la moto por internet a un particular.

wpid-img_0711.jpg

Andy, yo, Alexandra y Lya

Andy, yo, Alexandra y Lya

Partiendo de que no sé hablar indonesio estaba claro que necesitaba alguien que me ayudara, y esta vez fue Andy, amigo de Lya y que también está en couchsurfing. Nos sentamos una tarde a llamar a gente y para flipar, todas las motos que me gustaban estaban vendidas y la mayoría de anuncios eran del mismo día. Todo se había reducido a dos opciones y yo quería la moto ese mismo día. Así que al ver la primera la ansia me pudo y la compré, así sin más, pim pam, solo costaba 3.700.000Rp (230€ haha no os asustéis con los ceros) . La sorpresa vino al día siguiente cuando el mecánico me dijo que el motor estaba jodido… que tonto me sentí en ese momento… y como no, me tuve que escuchar: ya te lo había dicho, lo barato sale caro, comprar por internet no es buena opción… y claramente no podía decir nada. Pero por suerte wpid-img-20150722-wa0028.jpgel mercado de segunda mano funciona en Medan, a las 20.00h ponía el anuncio en internet por 4.500.000Rp y al día siguiente a las 9.00 de la mañana ya la había vendido por 3.800.000Rp, fácil, rápido y recuperando el dinero de la moto y el mecánico. ¡Pero la cosa no queda aquí! Esa misma tarde, con la ayuda de Muria, compré la que ha sido mi moto durante un mes, por 260€.

wpid-img_0748.jpg

Y aquí os presento a Muria, un crack, tenía una parada de noodles justo al lado de casa Lya y aunque no hablaba ingles nos hicimos amigos hahah. Si estaba Lya era ella quien nos hacía de traductora y maestra, y sino nos entendíamos como podíamos, era muy divertido. Me llevó a su casa a conocer a su família, nunca me dejaba pagar nada y gracias a él compré mi moto :). Y tengo que reconocer que me gusta esto de negociar y regatear hahah, es divertido ver sus caras cuando actúas como lo hacen ellos.

wpid-img_0755.jpg

wpid-img_0754.jpg

¡Todo preparado! ¡Que quiere decir, el mecánico me había dado el visto bueno pero no me cambió el aceite porque no me entendió, un pulpo para atar la mochila y un casco! Nada más. No os puedo explicar todo lo que me pasa porque sino no acabaría nunca, pero el casco 16€ y era de lo mejorcito de la tienda, y el dueño que era bastante majo me regaló una visera buena y el pulpo para atar la mochila, a parte de que me acompaño al mecánico y suerte de él que me tradució las mala noticia… Solo hace falta que salgas a la calle para encontrarte con buena gente.

Y si algo he aprendido de Indonesia es que aquí saben como exprimir al máximo las motos. Las mejores motos son 150cc, no más, y por el momento no he visto ningún contador por debajo de 60.000km hahah.

wpid-img_0756.jpg

El primer destino fue Bukit Lawang, el pueblo donde acaba la carretera y empieza la jungla. Es un sitio muy turístico que sale en todas las guías, pero me apetecía ver a nuestros amigos los orangutanes. Llegar hasta allí fue muy fácil, aunque entretenido, muchos me habían dicho que me comprara mapas o que necesitaría un GPS, ¡pero que va! Aquí solo hay una carretera y es casi imposible perderse, a parte que todas las casas y negocios están junto a la carretera así que no hace falta ni bajar de la moto para preguntar a la gente.

wpid-img_0005.jpg

Bukit Lawang

Bukit Lawang

Mi habitación 5***** por 2,5€

Mi habitación 5***** por 2,5€

Como os he dicho Bukit Lawang era un sitio muy turístico (dentro de lo poco turístico que es Sumatra) y lo que no me gusta de estos sitios es el ambiente. Los locales hablan inglés y siempre se te acercan haciendose los simpáticos pero lo que realmente quieren es venderte o ofrecerte algo… hay mucha falsedad y llegan a mentirte e inventarse wpid-img_0001.jpghistorias para hacerte cambiar de opinión. Pero bueno, a parte de esto, es un pueblo curioso, casi metido en la jungla y con muy buen ambiente. Puedes hacer trekking y dormir en la jungla pero yo me conformé con ver a los orangutanes. ¡Es increíble como se nos parecen! Pude ver a una madre con su cría a un metro de mi y a diferencia de los monos típicos (que aquí te cansas de verlos) los orangutanes se mueven lentos y son grandes y peludos, muy chulo verlos en su hábitat.

wpid-img_0013.jpg

wpid-actp0002.jpg


wpid-img_0014.jpg

Otra cosa chula chula fue cruzar este puente con la moto ¡dos veces! Adrenalina a tope hahah.

wpid-img_0013.jpg

Y antes de despedirme quiero agradecer a Josep Muñoz y a David que han sido los dos médicos de casa con los que he estado en contacto y que me han estado ayudando durante todos estos días. ¡Muchas gracias!

Anuncios

2 comentarios en “Business y orangutanes en Indonesia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s